Rinoplastia ¿Qué es? ¿Cuánto cuesta una?

Rinoplastia¿Qué es la rinoplastia? Se trata de una intervención quirúrgica que puede tener distintos fines, principalmente es empleada para corregir problemas estéticos, aunque en ocasiones también es sumamente útil para resolver problemas funcionales, o para reconstrucciones en caso de accidente o bien también de forma reparadora.

De esta forma, en la actualidad los cirujanos a cargo de una rinoplastia buscan devolver al rostro del paciente la armonía facial que debería tener, de forma tal que cuenten con un resultado lo suficientemente óptimo y siguiendo los rasgos estructurales faciales como para que su nariz luzca como no operada.

Actualmente hay que tener en cuenta que una intervención quirúrgica de este tipo puede también incluir una septoplastia, en la cual se busca solucionar problemas de obturación nasal debido a la tensión excesiva o bien a una desviación del septum o tabique nasal de forma excesiva. Debemos mencionar que la rinoplastia es llevada acabo por un cirujano plástico, mientras que la septoplastia debe ser practicada por un otorrinonaringólogo, de forma tal que ambos profesionales -en caso de ser necesario- deberían realizar los tratamientos correspondientes en una misma intervención.

Opiniones y resultados de la rinoplastia

La rinoplastia es sin dudas una intervención quirúrgica que da grandes resultados, sin embargo tiene algunos efectos secundarios que pueden ser ligeramente molestos. En principio tenemos que considerar que por tratarse de una operación es necesario que el profesional en cuestión aplique una anestesia, la cual puede ser local o general en función de las necesidades del paciente.

Además durante una rinoplastia pueden surgir diversas complicaciones, tales como obstrucción nasal, sangrado post-cirugía, infecciones, e incluso un resultado que no satisfaga al paciente, todo esto hacen de la rinoplastia una de las cirugías faciales de más exigencia de la actualidad.

Uno de los mayores inconvenientes de la rinoplastia es el postoperatorio (más información), y no es para menos, ya que los pacientes deben permanecer en reposo dentro de la clínica hasta ser dados de alta, algo que suele ocurrir entre 3 y 6 horas luego de la intervención con el fin de que los efectos residuales de la anestesia finalicen.

Además durante los primeros días después de la intervención  es completamente necesario que el paciente permanezca en completo reposo, en posición «semisentado» e ingiriendo una gran cantidad de líquidos para solventar la sequedad oral que estará produciéndole la respiración oral, además claro de la ingesta de analgésicos y medicamentos prescritos por el profesional para ayudar a la recuperación y aliviar el dolor que podría generar una intervención quirúrgica de este tipo.

Por otra parte, los pacientes pueden llegar a demorar entre 3hs y 5 días en asistir al retiro del taponamiento que haya implementado el profesional, esto varía según la intervención que se haya realizado, además también es conveniente que se reajuste la férula al vendaje nasal acompañando la disminución de la inflamación, ya que por general entre los primeros tres y siete días suele aflojarse el taponamiento.

Rinoplastia - resultadosUna vez que el cirujano retiró el taponamiento deberemos comenzar a implementar un suero salino fisiológico que permitirá mantener la higiene nasal, además debemos considerar que la férula y el vendaje nasal se dejarán en espacios de 1 a 3 semanas, lo que implica que el paciente deberá comenzar a proteger la dermis de su nariz con fotoprotectores.

Los dolores que genera esta intervención generalmente son tratados por parte de los cirujanos empleando analgésicos de uso común, tales como el ibuprofeno o el paracetamol, no se trata verdaderamente de un postoperatorio doloroso, la rinoplastia no se caracteriza por eso, se caracteriza por tener un postoperatorio realmente molesto debido a la obturación nasal.

En cuanto a los resultados, pueden ser realmente excelentes y superar las expectativas que nos hayamos generado, o también puede que no, esto depende muchísimo del cirujano plástico que hayamos escogido y hayamos confiado, dependen de sus cualidades y capacidades realizar una operación exitosa, además también de las distintas complicaciones que puedan llegar a planteársele durante la intervención.

4 ventajas de la rinoplastia

  1. Pese a tratarse de una intervención quirúrgica que implica anestesia e incluso un postoperatorio relativamente extenso, una vez finalizado los resultados son instantáneos y permanentes.
  2. Los resultados estéticos que otorga pueden ser estudiados junto con el cirujano previo a la realización de la intervención, más allá de que los resultados puedan variar ligeramente, el paciente puede manifestar sus intenciones, y se puede corregir cualquier desperfecto nasal.
  3. Se trata de una intervención quirúrgica que ya puede realizarse en conjunto con la septoplastia, algo muy recomendable en ciertos casos y que puede ahorrar grandes dolores de cabeza.
  4. Otorga un cambio estético facial inmediato y permanente, que en la mayoría de los casos agrada al paciente -siempre y cuando el cirujano sea un profesional serio y respetable-.

¿Cuánto cuesta una rinoplastia?

El precio de una rinoplastia es verdaderamente difícil de especificar, ya que depende de numerosos factores, entre los que además de incluirse la clínica y el prestigio del especialista, también debemos sumar otros aspectos sumamente importantes que variarán el precio, por ejemplo, el tipo de rinoplastia que deseemos realizarnos, además otro dato importante es si se trata de nuestra primera rinoplastia o si se trata de una nariz ya operada, en este caso el precio sube generalmente, otro dato importante es si deseamos también añadir una septoplastia, ya que realizándose en conjunto pueden disminuirse los costosos significativamente en caso de hacerse de forma separada. Así es que si te preguntas cuánto cesta una rinoplastia, debo decirte que el valor aproximado ronda entre los 2.000 y los 3.000 dólares en promedio.